miércoles, 10 de noviembre de 2010

Acción 1: Dona la ropa que ya no usas.

Vaya por delante que las acciones que promueve el movimiento we are we do, son sencillas y muchas de ellas las realizamos por costumbre (cerrar el grifo mientras nos cepillamos los dientes etc), pero el asunto recae en que estas acciones sean realizadas por mucha gente para así, provocar el gran cambio que deseamos.



Donar la ropa que ya no uso, es algo que en mi familia se hace de generación en generación, siempre que veo a mis primos reconozco en ellos algunas de mis prendas favoritas y es que, hay que dejar salir a callejear la ropa que ya no usamos.
Esta vez y coincidiendo con una campaña que se ha puesto en marcha en el centro donde trabajo, SOS ÁFRICA ha sido la organización a la que he donado la ropa que ya no uso. Espero realmente, que las prendas que estaban danzando por mi casa puedan servir a alguien para protegerse del frío, del calor, sentirse más guapo, especial...
Y sobre todo que llegue a las personas que realmente la necesitan. Es increíble pensar que, mientras nosotros dudamos en que ponernos, ya que tenemos el armario abarrotado de cosas, otros no tengan que ponerse.

Si os animáis a que está sea una de vuestras acciones, hasta el día 16 SOS ÁFRICA recoge ropa, zapatos y ropa de hogar en Santander.

Si quieres donar y no sabes como hacerlo aquí dejo algunas direcciones que pueden serte útiles:

www.cáritas.es
www.humana-spain.org
www.sos-africa.org/ropausada.htm

Aunque estoy segura que cerca tuyo habrá alguien que lo necesite.

2 comentarios:

Elsa dijo...

Stf! en mi casa tb se hace de toda la vida, aunque reconozco que de pequeña me costaba dejar ir según qué prendas a las que tenía mucho cariño aunque no me pusiera ya... :)


Este verano me estuve informando sobre los contenedores de recogida de ropa (con vistas a hacer una noticia que finalmente no salió adelante) y hubo gente me hablaba de los contenedores de Huamana no muy bien... El caso es que esa ONG recoge la ropa, la clasifica, envía una parte a reciclar y la otra a tiendas de segunda mano en las que venden esa ropa y el dinero obtenido lo dedican a proyectos solidarios en el tercer mundo (áfrica, generalmente). No sé si al final habrá algo de lucrativo en lo que se supone que no debería de serlo, pero creo que mucha de la ropa que hay en los contenedores debería donarse sin más a gente que no puede comparla, y no sólo en el tercer mundo, sino en españa mismamente.

Por mi parte, creo que seguiré llevándola a cáritas (bueno, mi madre que es la que siempre hace este tipo de cosas, algún día la tomaré el relevo).

¡Un besote! ¡Enhorabuena por estas propuestas y voy a seguir leyendo el resto!

Faraonika dijo...

Elsa, yo he leido que en Madrid y Barcelona algunos colectivos (rumanos, gitanos etc) cogen la ropa de estos contenedores y luego las venden en los mercadillos.
Sea cierto o no, lo que esta claro es que si no damos nada, la gente que lo necesita no recibirá nada. Espero que aunque en ocasiones sólo llegue una parte, haga feliz a la persona que lo recibe.

La ropa que se dona a Cáritas, suelo verla luego por el barrio :) asi que no todo va a África, dont worry.

Espero seguir teniendo tiempo para contar por escrito como van mis acciones para cambiar el mundo y que tú y los demás os animeis a contagiarlas por ahí.

Un besote!!